Humor picante - Fotos de Humor, Chistes y Videos divertidos HumorPicante.com es una web de humor en la que encontrarás miles de fotos de humor, chistes, videos de humor divertidos y cientos de cosas para entretenerte y pasarlo bien echandote unas risas.

Tag: cachondeo

Ayudando a la mujer del vecino

Ya hace cierto tiempo, mi vecina madura que es una mujer de unos 55 años, me llamó para que fuera a ver un ventilador de techo que no le funcionaba, nos hacíamos favores mutuos y a mi no me costaba puesto que estaba en paro y tenía mucho tiempo libre. Cuando fui a verlo mi sorpresa fue que me estaba aguardando vestida con un pantaloncito corto y un sujetador deportivo que no iban muy acordes a su edad, la verdad, pero para sus años tenía todo muy bien puesto y los pechos y el trasero muy duros en apariencia. Yo siempre había preferido a las señoras maduras por eso de que tienen experiencia y en aquel momento yo estaba soltero y hacía tiempo que no tenía relaciones sexuales.

Yo me subí a una escalera pera ver que le podría pasar al ventilador y cuando reaccione estaba con un buen vaso de vino mirándome toda seria el paquete, pero hice como que no me había dado cuenta porque era una señora casada y aparentemente emorada y fiel a su marido. Hacía mucho calor y se notaba cómo su piel sudaba y estaba brillante.

De repente vi que el ventilador tenia un cable suelto el cuál conecte sin que mi vecina se diera cuenta y le dije que seguiría buscando la avería, simplemente era una excusa para estar más tiempo con ella y con la esperanza de que surgiera algo entre nosotros. Desde arriba de las escaleras se podían ver bien sus pechos, los miraba fijamente a fin de que lo notara y de esta forma poder ver su reacción.

Cuando baje de las escaleras me dio el vaso de vino y me llevo a la cocina a fin de que me sentase un rato para descansar. Ella tomo un pedazo de hielo y empezó a pasárselo por su pecho y después lo echo en mi vaso, acto seguido me dijo: "sé que me tienes ganas, eso se nota"...

Yo no sabia como reaccionar, entonces se me aproximó y me beso llevando su mano derecha a mi verga, que ya estaba bien dura. Yo le agarre uno de sus pechos y lo empecé a acariciar, se quitó el sujetador y sus pechos brincaron descontrolados porque eran aún más grandes de lo que pensaba. Entonces pude ver unos pezones colorados como el fuego. Me confesó que hacía años que su marido no la tocaba y continuación se arrodillo, me desabrocho el pantalón y me empezó a hacer sexo oral. Era una experta en el arte del oral, su lengua recorría la cabeza de pene y se la metía hasta el fondo hasta que mi verga desaparecía totalmente en su boca. Me recordaba a ciertas chicas follando con las que había estado, solo que ella sabía mucho más por su edad.

Ya estaba a puntito de terminar, le afirmé que parara, la hice erguirse y acostar encima de la mesa de la cocina. Le baje el mini pantalón y no llevaba ni bragas ni tanguita, entonces empecé a lamer su sexo, muy rico por cierto. Para ese instante estaba absolutamente húmeda, mientras que con mi dedo índice empece a dilatarle el trasero. Ella gemía como ida, sus chillidos se oían en toda la casa, mi lengua entraba y salía de su vagina y en un instante me tomo por la nuca y hundió mi cara en su vagina hasta que tuvo un fuerte y abundante orgasmo.

Yo me incorpore y guíe mi pene a su concha, parecía tener una aspiradora porque la absorbió en un segundo, ufffffff, entonces empecé a penetrarla tan rápidamente que ella se estremecía en mis brazos y pensé que perdería el conocimiento. Al principio me dijo que le estaba haciendo daño y cuando le pregunté que si quería que la sacara, me dijo que no. En un par de minutos el dolor se convirtió en placer y me suplicaba que le diera más y más.

Yo estaba a punto de explotar y como sabía que no podía dejarla embarazada puesto que seguro que no tendría la regla, eyaculé dentro sin preguntar y ella no me dijo absolutamente nada. Cuando me recuperé un poco miré su culo y me di cuenta de que estaba un poco dilatado, por lo que mi verga respondió al instante y me guió hacia su agujero. No le avisé, directamente se la metí y ella dio una especie de saltito, me miró y me dijo: sigue, métemela toda dentro del ano. Mis testículos chocaban contra su vagina chorreante de flujo y de nuevo volví a eyacular dentro una tercera vez. Ni las chicas con las que he tenido sexo ni ninguna chica que he visto en videos xxx han sido tan calientes como esta señora, era increíble e insaciable.

Tuve que marcharme porque su marido estaba a punto de llegar, pero desde aquel día os puedo decir que todas las semanas su ventilador se rompe varias veces...

En el momento en que me restituí mire su trasero un tanto dilatado, y mi verga ya repuesta lo que me llevo a metérsela en el trasero sin aviso previo. Ella pego un salto, me miro y me afirmó que prosiguiera, retome el pone y saca. Mis testículos golpeaban por detrás contra su vagina llega de flujo chorreante y de esta forma volví a eyacular dentro de ella por tercera vez.

Tuve que marcharme porque su marido estaba a punto de llegar, pero os puedo decir que desde aquel día su ventilador se rompe varias veces por semana, no os digo más.

Posted Thu 20 October 2016 by Laura Sanz in Relatos (vecinas, humor, cachondeo, morboso)